La globalización es un concepto ya antiguo en el presente, según algunos autores este concepto llego para quedarse, y para otras personas es sólo una moda, ¿quién sabe la verdad?, o quien le dará al blanco esta vez, como dicen, sólo el tiempo lo dirá. Pero para qué esperar hasta que el curso de los acontecimientos nos de la respuesta, me pregunto, ¿habrá algún fenómeno parecido en nuestra historia, que nos pueda servir para poder saber cuál será el futuro de la globalización?, creo que la respuesta es si.

El fenómeno al cual hago referencia es uno que probablemente sea uno de los más complejos de tratar y se refiere a la religión, pasar de una diversidad de deidades paganas a un Dios único y todopoderoso fue el mayor cambio que la humanidad haya sufrido, pero que tiene que ver esto con algo tan distinto como es la globalización, bueno, a los ojos de fundamentalistas o de personas que creen en una religión sería difícil hacer la comparación, pero para una persona como yo que puede separar sus creencias de los hechos es menos hereje.

Cuando un imperio dominó la mayor parte del mundo conocido e influencio a los pueblos que los circundaban, era un mundo consagrado a un objetivo llamado gloria, y solo alcanzable con el permiso de los dioses de esa época, nació una nueva forma de ver a ese mundo, como siempre pero que tardaría mil años en instaurarse plenamente, para que después de eso viniera la peor época del hombre, claramente que después de un cambio así no se espera que todo sea brillante desde un comienzo, luego de esa época oscura del hombre, surgió un pensamiento de creación basado en la antigua forma de vida, pero con la integración de las nuevas creencias, surgiendo una nueva forma de ver el pasado, luego de eso vinieron los descubrimientos más fascinantes de la historia del hombre, como fue descubrir que había otro mundo que vivió paralelamente casi sin contacto aparente con el mundo que conocíamos.

Quizás lo anterior sea lo que nos enseñaron a todos en el colegio, pero la religión acompaño a todos estos cambios, siendo un estandarte para millones de personas que buscando reliquias lucharon por lo que debería ser y dominar sobre el resto, hasta nuestros días esa batalla se libra pero con otro nombre, la globalización creo que es sólo una forma nueva de ver ese proceso antiquísimo que busca normalizar la cultura humana, y que cada cierto tiempo sale a la luz, o nos damos cuenta de ese proceso.

Pero la lucha por la adopción de una única religión en el mundo no es sólo un cambio de deidad, sino que implica mucho más que eso como todos podemos pensar, actualmente se trata de estandarizar la cultura humana, ya no sólo con el fin de regir sobre sólo una religión, sino sobre un todo, un mercado global, y sobre un único pensamiento, quizás las películas de ciencia ficción nos den una pista de cómo deberíamos ser, un planeta con un único gobierno que se rige por leyes comunes para todo hombre, una alimentación igual para todos y una única religión. Pero quizás ese futuro nos quite la mayor riqueza que tiene este mundo y que es su diversidad cultural.

Imaginen un mundo donde todos piensen igual y donde sólo se fomenten ciertas habilidades, y donde los hombres sean seres especializados. Aunque creo que el hombre nunca será así puede ser unos de los futuros que nos esperen, y se estanque la corriente cultural del hombre, sólo la diversidad de culturas y religiones hará que este mundo siga avanzando y no se quede en un estatus quo, lo más peligroso que puede pasarle a la humanidad, y creo que la globalización será sólo un anhelo de alguna corporación por saber que necesitan sus consumidores sin la interferencias de culturas que molestan o que no comprenden lo que ellos deben necesitar para vivir.

Para terminar la globalización quizás nos esta ayudando a querer más lo que somos, y no a abandonar nuestras costumbres, muchos países viven de su diferencia cultural, ofreciendo una mirada diferente a los problemas que hoy existen en las culturas vanguardistas, que pierden cada vez mas su relación con sus semejantes, y que buscan todas sus soluciones en la técnica y no en su esencia humana.

Anuncios