¿cuántas veces? Hemos mencionado la frase, “quiero libertad para hacer las cosas que me gustan”, o “necesito mi espacio, quiero un poco de libertad por favor”, incluso estas frases creo que no reflejan la tan ansiada libertad de la raza humana – uuh, ya te vas a poner profundo –, esa libertad que es nuestra desde el nacimiento y que nos la quitan paulatinamente a medida que vamos creciendo, cada vez nos vemos más atados a nuestras responsabilidades laborales, familiares y comunitarias, pero ¿nuestra libertad esta truncada por estas?, creo sinceramente que no, por el siguiente motivo, que pasaría si no tuviéramos responsabilidades y deberes, ¿seriamos libres?, pienso que no, ya que nuestra libertad no es no tener nada que hacer, ya que, si queremos hacer lo que nos gusta es necesario comprometerse con eso, y nace la responsabilidad de hacer siempre lo que queremos, la verdadera libertad es una utopía de nuestros antepasados que vivían oprimiendo u oprimidos, en un contexto de esclavitud y señor asgo, pero después de haber abolido la esclavitud y emancipar nuestras naciones, nuestras progenie pudo morir en libertad, y procrear personas libres de esa opresión, pero ahora ¿le damos importancia a eso?, o nos olvidamos de esa lucha, olvidamos a las personas que dieron su vida por nuestra libertad e independencia, – espero que no este muy enojado – creo en mi libertad de elegir o libre albedrío.
¿Cuánto valora la sociedad la libertad?, creo que cada día las acciones de la libertad caen en la bolsa, ya que, una condena de 20 años es poco para una persona, queremos más y más años de condena, pero cuanto valen 20 años de libertad, o 1 años de libertad, quien puede realmente dimensionar una vida con 20 años menos para poder elegir nuestro camino, creo que las personas que piensan que la cadena perpetua es poco para una persona, están con un problema de magnitudes o tienen problemas para imaginar cuanto vale una vida, y no hablo de la existencia, sino de la vivencia de una persona, cuanto puede pasar en una vida, algunos piensan que es muy corta y hay que aprovecharla, – pero entonces pongámonos de acuerdo –, la vida es muy corta para pagar por un crimen, y por lo tanto en otros países condenan a una persona con una sumatoria de cadenas perpetuas, cosa que en la práctica asegura que esa persona estará en la cárcel hasta que salga su espíritu por la boca, creo que nadie puede dimensionar cuanto realmente se paga por estar en la cárcel, yo nunca he estado en ella pero puedo imaginar estar un año sin poder elegir o hacer lo que quiera, o hacer un viaje para ver a mis seres queridos, entonces 20 años son 20 veces esa sensación ¿o debo hacer la curva exponencial de eso?, creo que faltarían números para sentir eso, pero nosotros juzgamos y condenamos tan fácil, que nadie piensa en las consecuencias de eso, la sociedad tiene el poder de quitar la libertad, pero no el antídoto para revertir eso, cuantas personas son encarceladas injustamente, algunos prueban su inocencia pero después de años en una celda, pero la sociedad nunca devuelve el tiempo perdido en la mazmorra, entonces ¿cuánto vale la liberad?, creo que es una de esas cosas que no tienen precio, – como la vida, la muerte, la felicidad, la alegría, el amor, el orgullo, la honestidad, la bondad, la dignidad, etc… – cuantas cosas puedes comprar con honestidad o con libertad, creo que ninguna, nadie vive de buenos sentimientos dicen, entonces me gusta pensar que las cosas no valen una libertad o una vida, son cosas que no tienen valor tal como para algunos la libertad, no quiero que piensen que necesitamos de las cosas, sólo que en algunas ocasiones se le da demasiada importancia, y por lo mismo perdemos nuestra libertad, ya que luchamos por tenerlas y protegerlas, y nos vamos metiendo en trabajos que no nos gustan pero dan plata, estudiamos cosas que no nos llenan pero ganare mucha más plata de la que pueda gastar en una vida, ¿no podría comprar otra vida para seguir ahorrando?, ¿cuánto valen nuestras cosas?, quien nos puede pagar nuestra libertad, o quien puede pagar la libertad de ver una puesta de sol en la montaña, o en un bosque milenario, en el desierto con sus montañas cambiantes, creo que hay cosas que nunca valoraremos y que nunca tendrán un valor material, ya que como siempre decimos somos seres imperfectos.

Anuncios