Corre!!!En esta oportunidad hablaré sobre un tema de importancia mundial, o quizás de una relevancia tal que nadie puede quedar mudo ante los hechos, hoy mirando la cajita de la verdad, o televisión como la llaman algunos, tuve que presenciar como un ser humano, el único ser de la creación que posee “inteligencia” y reconoce su propia existencia, utilizaba toda su habilidad para herir y golpear a un ser desvalido que probablemente jamás sintió el dolor antes, o nunca vio nada antes de agonizar en la nieve del ártico canadiense, cosas como esta me hacen pensar sobre que estamos haciendo en este mundo, tal vez mucha gente piensa lo mismo, pero eso, solo usa su gigantesco cerebro que el señor les dio para pensar, luego de eso sólo asumimos lo que vemos y seguimos nuestras “vidas”, son pocas las personas creo yo que reflexionan ante como nos comportamos, por lo mismo no me extraña para nada que existan personas que cometan las mismas atrocidades contra “seres humanos” – Oh!! Dios mío – ¿cómo puede existir alguien que dedique sus esfuerzos a cometer operaciones fraudulentas, y engañar a sus pacientes para comprarse el último auto del mercado?, a estas alturas del partido no me extraña nada, han pasado milenios y centurias, y el mono mas mono sigue igual, se comporta a través de sus instintos ancestrales, al parecer la razón no es suficiente para controlar al “animal” que llevamos a cuestas, o quizás pase lo contrarío y sea nuestra razón la que nos dice que no reprimamos nuestros deseos y necesidades, que tenemos la necesidad de necesitar todo el tiempo, pero tal vez, inclusive, sea la unión de ambas cosas la que nos lleva a cometer actos que nos benefician a costa de otro, pero ¿cómo saberlo?, sí sólo somos animales solo más inteligentes que los demás que comen pasto y frutas, tal vez en este momento están diciendo que los animales también comen carne, eso es verdad, pero nosotros lo hacemos también, entonces cual es la diferencia, lo cual nos lleva irremediablemente a nuestra razón y conciencia de nosotros, tal vez esa es la razón, sólo tenemos conciencia de nosotros mismos.

Anuncios